Se puede hacer mejor

HUB tuvo su origen en un coche, hace ya bastantes meses, mientras tres compañeros y amigos charlábamos sobre una publicación aeroportuaria en lengua inglesa que había caído en nuestras manos. Tras hojear el ejemplar, de cuyo nombre no quiero acordarme, nuestra voz sonó unánime: esto se puede hacer mejor.

Tres personas, tres carreras diferentes, pero una idea común: por qué no hacer confluir nuestros conocimientos en un solo producto. Aquel trayecto, que hoy nos parece tan lejano, fue el germen de lo que ustedes están leyendo ahora mismo: la revista HUB.

Desde aquel momento, muchas cosas han sucedido: reuniones, decenas de correos, fotografías, más correos, textos, buenas ideas, malas ideas, pésimas ideas… Sea como fuere, aquí estamos, felices de trabajar en nuestro segundo número.

Gracias a la ayuda de unos cuantos, a las críticas constructivas de otros y a nuestro común deseo de hacer esto real, el pasado mes de agosto recibimos la primera tirada impresa del número 0: una suerte de bosquejo de lo que, con el tiempo, queremos que sea esta publicación. Con todo, pasada la breve euforia de ver aquella idea peregrina plasmada en papel, nuestra voz volvió a coincidir: esto se puede hacer mejor.

Así que en esas estamos: en tratar de hacerlo mejor. Esperemos que se dé bien.

Sean, una vez más, bienvenidos a HUB. Gracias por leernos.