Mostradores pop-up: un nuevo avance en los procesos de facturación

Aunque pueda resultar paradójico, nuestro equipaje es, en casi cualquier viaje, una enorme necesidad a la vez que un gran incordio. Quién no se ha visto a sí mismo deambulando por una ciudad desconocida durante horas, lastrado por una maleta, mientras espera el momento de salir hacia el aeropuerto o estación. Otra de las situaciones a las que nos suelen abocar nuestras pertenencias son las interminables colas de facturación de los terminales aeroportuarios: unos trámites que implican grandes inversiones de tiempo y paciencia para cualquier viajero. Si, además, tenemos en cuenta que la ACI (Airports Council International) pronostica un aumento del 5,2 % en el tráfico mundial de pasajeros hasta 2029, solo podemos presuponer que estos procesos irán a peor.

Para hacer frente a estas incómodas situaciones y ayudar a los aeropuertos a gestionar su capacidad, Amadeus y Off Airport Check-In Solutions (OACIS) han lanzado el primer servicio de mostradores de facturación pop-up del mundo: un sistema que permitirá a los usuarios facturar y entregar sus equipajes en cualquier lugar, independientemente de la aerolínea con la que viajen.

Por medio de la tecnología Airport Common Use Service (ACUS) de Amadeus, un sistema basado en la computación en la nube, OACIS proporciona a los viajeros la posibilidad de facturar sus maletas fuera del aeropuerto. El procedimiento en cuestión se basa en un sistema rápido y sencillo que puede instalarse en cualquier lugar: hoteles, estaciones de tren, recintos feriales, terminales de cruceros, etc. Por su parte, el papel de la compañía consiste en facturar el equipaje, transportarlo al aeropuerto de manera segura y posteriormente depositarlo en el sistema de tratamiento de equipajes del terminal.

Para poder proporcionar este servicio, OACIS se ha servido de la solución ACUS de Amadeus, una plataforma que permite acceder a los sistemas de procesamiento de pasajeros desde cualquier lugar y a demanda. Con esta herramienta, OACIS puede acceder, con solo un portátil y conexión a Internet, a los sistemas de facturación en la nube de cualquier línea aérea.

Aunque por el momento el servicio se está desplegando únicamente en Australia (Virgin ha sido la primera aerolínea en incorporarlo), OACIS planea expandirse a Nueva Zelanda y a otros mercados a lo largo de los próximos meses. Veremos si otras líneas aéreas se animan a incorporar a sus prestaciones la posibilidad de hacer la facturación de los equipajes en remoto.