Norman Foster. Futuros comunes

Norman Foster (Mánchester, 1935) no es precisamente un desconocido dentro del sector aeroportuario. Galardonado con el premio Pritzker en 1999 y con el Príncipe de Asturias de las Artes en 2009, el arquitecto británico ha firmado los diseños de importantes aeropuertos de medio mundo. Pekín, Hong Kong, Amán, Londres y, más recientemente, Tocumen, Kuwait o Ciudad de México, son algunos de los aeródromos donde el estudio de arquitectura Foster + Partners ha dejado o dejará su característica impronta.

El caso concreto del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, cuya inauguración está prevista para el año 2020, se considera uno de sus proyectos más ambiciosos : ubicado sobre una enorme explanada de la localidad de Ecatepec de Morelos, su revolucionario diseño pretende combinar la arquitectura y el simbolismo mexicanos con la sostenibilidad, el futuro y la conectividad. Además, la obra no solo cuenta con el sello de Foster + Partners, sino también con el del estudio de arquitectura Fernando Romero Enterprise y el del gigante neerlandés NACO.

Con todo, los aeropuertos no han sido, ni mucho menos, las únicas infraestructuras en las que Norman Foster ha hecho hincapié a lo largo de su dilatada carrera: viaductos, puentes, galerías de arte, estaciones de metro, intercambiadores o museos son solo una parte de su extenso catálogo de obras. En España, concretamente, el británico es responsable de diseños como el del metro de Bilbao, el Palacio de Congresos de Valencia o la ampliación del Museo Nacional del Prado, en Madrid.

Precisamente en Madrid el nombre de Foster + Parters lleva un tiempo en boca de propios y extraños: si hace unos meses el estudio inauguraba la Norman Foster Foundation en la capital, el pasado octubre estrenó una exposición sobre la carrera del británico en la Fundación Telefónica. En esta muestra, abierta al público desde el 6 de octubre, se exponen más de 30 maquetas, 160 dibujos y diversos contenidos audiovisuales en los que se presenta a los visitantes la faceta más social del arquitecto.

La exposición, que recibe el nombre de «Norman Foster. Futuros comunes», cuenta con maquetas como la de la nueva sede de Apple en Cupertino (California), la ampliación del Museo del Prado o un proyecto de habitáculos en la Luna: proyectos que pretenden aunar tradición y modernidad bajo el sello del diseñador mancuniano. Asimismo, es posible contemplar, entre otros dibujos, algunos ejemplares relativos al Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

La exposición, que estará disponible hasta el 4 de febrero de 2018, está comisariada por Luis Fernández-Galiano, catedrático de proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSAM) y director de la revista Arquitectura Viva. Su intención es clara: acercar al público la obra de Norman Foster y su visión del futuro, así como mostrar al mundo cuáles han sido sus diferentes fuentes de inspiración.