Helipuerto de Ceuta

El Helipuerto de Ceuta consta de un edificio terminal de 450 m², una pista de 240 m de longitud, tres puestos de estacionamiento y un parque de bomberos de categoría OACI SEI H3. Desde su inauguración, en enero de 2004, han pasado por sus instalaciones algo más de 250 000 pasajeros, una cifra que pudiera parecer modesta con respecto a otras de la red Aena, pero que es verdaderamente importante para el valor de conectividad que el helipuerto aporta a la Ciudad Autónoma de Ceuta.

En palabras de Julián Torres, su director desde marzo de 2012, «el helipuerto es una referencia ―no solo a nivel nacional, sino también internacional― de infraestructura destinada de manera exclusiva al transporte comercial de pasajeros en helicóptero».

Según nos indica Torres, el Helipuerto de Ceuta presta tres fines de gran interés: por un lado, es la base de la compañía que opera vuelos regulares comerciales (en la actualidad, HÉLITY). En segundo lugar, actúa como base del servicio sanitario aéreo que atiende evacuaciones hospitalarias. Por último, sirve de base a otros tráficos de Estado de indiscutible interés estratégico.

Con todo, el propósito de estas instalaciones no es el de restar protagonismo al transporte marítimo, principal vía de entrada a la ciudad, sino actuar como una alternativa cuando la rapidez en el desplazamiento prima para el pasajero.