Tripperty, o de cómo recuperar los objetos confiscados en los controles aeroportuarios

Cualquiera que haya viajado alguna vez en avión ha experimentado, durante los controles de seguridad, la extraña sensación de haber introducido en la maleta algo que no debía. Ya sean envases con capacidad superior a los cien mililitros, ciertos equipos deportivos, objetos punzantes o algún souvenir poco habitual, a más de uno nos ha sucedido que llegamos al aeropuerto con la maleta más cargada que cuando despegamos.

Ante esta circunstancia, tan frecuente en cualquier terminal, el Aeropuerto de Marsella (Francia) ha decidido ofrecer a sus usuarios un sistema de recuperación de objetos confiscados en los filtros de seguridad: Tripperty.

Fruto de la colaboración entre el aeropuerto provenzal y La Poste (el servicio de correos francés), Tripperty proporciona al pasajero la posibilidad de recuperar el elemento requisado en las instalaciones aeroportuarias, o bien de recibirlo directamente en el domicilio que elija.

Para proporcionar este servicio, se han colocado en las zonas de control del Aeropuerto de Marsella una serie de urnas llamadas Trippertybox, donde los objetos son depositados por los agentes de seguridad después de haberles asignado un número. A continuación, se registran y se almacenan en una estancia protegida.

Cuando el propietario o propietaria de la pieza incautada está de regreso, puede entrar en http://box.tripperty.com e introducir el número del objeto para posteriormente acudir a recogerlo. Si, por el contrario, prefiere que le sea enviado, en la misma plataforma puede seleccionar esa opción.

De este modo, los viajeros que vuelen desde el aeropuerto marsellés pueden hacer sus equipajes sin miedo a quedarse sin alguno de sus útiles personales. Además, todo parece indicar que este no será el único aeródromo francés donde se use el servicio: hasta la fecha, los resultados de Tripperty son tan positivos que es posible que el Aeropuerto de París-Charles de Gaulle siga pronto su ejemplo.